Share

Mujeres y tecnologías. Puntos a favor y en contra.
Ab. Sebastián A. Gamen
sebastiangamen.com

El 95% de las conductas agresivas como acoso, lenguaje insultante e imágenes denigrantes online se dirigen hacia las mujeres y proceden de sus parejas o ex parejas, según la ONU[ Naciones Unidas. daccessods.un.org/TMP/7121883.html]. Sin dudas, un dato abrumador que justifica las marchas y reclamos de las mujeres contra la violencia de género en todo el mundo.
En este artículo deseamos hacer un análisis, con las limitaciones de la extensión, de cómo las tecnologías actúan a favor y en contra.
Comenzando con las contras, no podemos pasar por alto que las tecnologías facilitan algunas conductas violentas contra la mujer. Sabemos que las tecnologías, en muchos casos, atentan contra la privacidad y los datos personales, y veremos que justamente los violentos hacen lo mismo aprovechándose de las facilidades que los celulares proveen.
Enumerando algunos ataques que sufren las mujeres podemos mencionar el control de sus mensajes o conversaciones. El monitoreo de mensajes, mails o redes sociales es una conducta violenta. Una conducta que denota claramente una patología del agresor y que puede derivar hasta en el asesinato de su pareja[ http://www.elsalvador.com/articulo/sucesos/hombre-mata-pareja-por-encontrarle-mensajes-celular-133704, recuperado el 21-03-17.].
Otros tipos de ataques tiene que ver con el chantaje. Una vez que los hombres consiguen videos o fotos íntimas es muy común que las mujeres se vean involucradas en relaciones asfixiantes[ http://www.t13.cl/noticia/tendencias/las-mujeres-son-extorsionadas-y-humilladas-publicacion-sus-fotos-intimas-internet, recuperado el 21-03-17.]. El chantaje se usa para conseguir más videos o fotos hasta para conseguir relaciones sexuales no consentidas.
Sin dudas los sistemas de geoposicionamiento son una herramienta peligrosísima en manos de hombres violentos[ http://www.infobae.com/2012/11/21/1061901-mujeres-saudies-rastreadas-electronicamente/, recuperado el 17-03-17.]. En su máxima expresión las mujeres saudíes son vigiladas constantemente por sus “guardianes”. Sin llegar a ese extremo, tu pareja podría saber exactamente tus recorridos y lugares donde estuviste, como los horarios. Si quieres ver más info entrá a https://maps.google.com/locationhistory/b/0/ y verás con extrema precisión todos los lugares donde estuviste, día x día.
Si hablamos de acoso sexual las conductas llevadas a cabo son varias y usan las tecnologías en diferentes niveles.
Parece que recibir llamadas de otros hombres, conocidos y desconocidos, para realizarles propuestas sexuales es algo común. Por ejemplo en Pakistan (2009) el 94% de las mujeres dijo haber recibido alguna llamada o mensaje para acosarla sexualmente[ https://www.amnesty.org/es/latest/campaigns/2016/01/online-harassment-in-pakistan-and-how-women-are-fighting-back/, recuperado el 17-03-17.].
En el mismo sentido, en India la mitad de las denuncias de mujeres por ciberdelitos tiene que ver con el uso del rostro de la mujer para insertarlo en fotos pornográficas, hasta incluso se llegó a incluir el teléfono de la mujer con su identidad robada.
Es común que por venganza se publiquen anuncios falsos de citas o búsquedas de parejas. Por esos hechos una mujer fue violada y el hombre dijo al ser detenido que estaba obedeciendo a los deseos de la mujer, según habían chateado antes. El robo de identidad en esos casos es peligrosísimo, y lamentablemente en pocas ocasiones encuentra su castigo legal.
Otro problema que facilita internet es la captación de mujeres para la trata. Los delincuentes consiguen captar y encontrarse con las víctimas, anunciando falsas agencias de modelos o agencias matrimoniales.
Mencionados algunos de los problemas que la tecnología facilita en contra de la mujer. Pero podemos hablar de la otra cara, ¿de qué modo las tecnologías ayudan?
El primer uso que las tecnologías facilitaron es el de la comunicación. La comunicación claramente ayuda a viralizar y fortalecer campañas, crear nuevas redes, prevenir y prestar apoyo a las víctimas.
Existen varias aplicaciones para realizar denuncias, rescatando la española de la Secretaría de Estado de Seguridad, llamada AlertCops. Esa aplicación, de descarga gratuita, permite generar alertas seleccionando el icono de acuerdo a la agresión sufrida. El hecho que sea con íconos facilita las denuncias para aquellas personas con dificultades auditivas.

La aplicación más innovadora de la cual tuve noticia es iEAA (Evidentiary Abuse Affidavit), desarrollada por la abogada estadounidense especialista en violencia de género Susan Murphy Milano[ http://www.documenttheabuse.com]. Con esta aplicación la víctima puede sacar fotos, grabar videos o conversaciones las cuales quedan almacenadas en la nube. En casos de extrema necesidad, muerte o desaparición de la mujer, se puede pedir una copia de la cuenta obteniendo los investigadores una prueba fundamental para resolver el caso.
Creemos que las tecnologías vienen a mejorar la situación de las mujeres. Por un lado, mostrando una realidad violenta que antes no se conocía. Vemos como hoy en día mujeres de países árabes o de África pueden mostrar al mundo su realidad, para así movilizar protestas o concientizar sobre sus derechos.
Del mismo modo, vemos que existe una comunión de las mujeres del todo el mundo en contra de la violencia de género y ello se ve fortalecido por la comunicación online.
Claro que la violencia contra la mujer que se da en internet es alarmante. Es indignante que se use la tecnología para usos violentos. Pero, en contraposición es gratificante ver como mujeres de todos los rincones del planeta pueden gritar fuerte, y hacerse oír gracias a las tecnologías.

Share